Transformamos los Ambientes de Aprendizaje

El cuerpo docente reflexiona sobre los espacios de aprendizaje para de esta manera resignificarlos y ofrecer un adecuado ambiente a los estudiantes

Compartir / Share

Con el objetivo de estar en constante mejora de nuestro quehacer educativo, se invitó a los maestros a un nuevo taller de “Ambientes de Aprendizaje”. Para esta ocasión el objetivo fue recordar la importancia del diseño a partir de las emociones, con el fin de desplazar el material como el centro del taller y en contraposición dar cuenta de la importancia del propósito del espacio. Como parte del contexto de la actividad se reflexionó en torno a rescatar las voces de los niños y las niñas para la creación y constitución de los espacios.

¿Qué es jugar para un adulto?

Nos hacemos esta pregunta con el fin de reflexionar que esta es una de las acciones que los niños y niñas se toman con mayor seriedad. Fue así como los docentes reconocieron la relevancia de darle cierto sentido ritual a las sesiones y los espacios desde el hábito creado por ellos para sus estudiantes.

El reto de las docentes es posicionar el lugar que habitan, es por esto que durante la realización del taller se les invita a investigar y documentar lo que pasa en sus aulas; esto con el firme propósito de transcender de lo institucional y que el ejercicio cobre un fuerte significado en la cotidianidad.

Así pues, se generaron además espacios de reflexión sobre elementos como: gestos, voces y rituales; también se trabajó sobre los materiales y mobiliarios utilizados en el aula y la relación espacial con los mismos. Se invitó al cuerpo docente al permanente cuestionamiento del por qué y el para qué se hacen las cosas; enfocado siempre en rescatar la singularidad de cada niño/a.

Queremos propender por una educación que impulse los sueños de los niños y niñas, que rompa el círculo de la pobreza; y sabemos que velar por ambientes de aprendizaje adecuados, es un pilar fundamental para lograr este objetivo.

Compartir / Share