Smiley face

volver

¡Juntos seguimos caminando!

Publicado el 21 mayo, 2020

La Fundación Pies Descalzos ha sido el soporte de cientos de familias y estudiantes de las Instituciones Educativas que acompaña en Cartagena, Barranquilla y Quibdó tras el cambio de sus dinámicas.

Compartir / Share

El pedagogo brasileño Paulo Freire dijo que “La educación no cambia el mundo, cambia a las personas que van a cambiar el mundo”, palabras que, con seguridad, hoy más que nunca adquieren un gran significado.

Y es que la coyuntura por la que atravesamos ha hecho que en poco más de dos meses el mundo tuviera que evolucionar, repensarse, movilizarse y agilizar procesos en los que el trabajo mancomunado, el apoyo, la solidaridad y la empatía permitieran migrar hacia espacios que cobran nuevos protagonismos: la educación en casa mediada por padres y cuidadores; y un esquema de aprendizaje digital al que todos nos estamos adaptando.

La Fundación Pies Descalzos ha sido el soporte de cientos de familias y estudiantes de las Instituciones Educativas que acompaña en Cartagena, Barranquilla y Quibdó tras el cambio de sus dinámicas. Son poblaciones vulnerables en donde los equipos tecnológicos y el internet son recursos a los que, muchas veces, solo pueden acceder llegando a un aula de clase, pero hemos trabajado con los directivos y docentes de cada territorio, con los gestores y aliados bajo los lineamientos de las secretarías de educación para idear alternativas que permitan que los estudiantes puedan continuar con sus procesos de aprendizaje.

No ha sido fácil, pero hemos contado con un equipo comprometido de personas que creen en el poder de la educación y lo que con ella se puede lograr. Los horarios para maestros y directivos ya no son los mismos y como dice la docente Helen Vega de la Institución Educativa Fundación Pies Descalzos en Cartagena: “he entendido después de todos estos días que ser docente no es solamente una profesión, ser docente es una decisión llena de amor a la que si no le ponemos corazón no funciona”.

Por otro lado, crear nuevos canales de comunicación y estrategias de acompañamiento ha hecho que la Fundación Pies Descalzos continúe redoblando esfuerzos y su presencia, incluso más allá de las misiones planteadas, pues es hoy cuando nos hemos dado cuenta de que unirnos para protegernos y proteger a los demás es parte de ese largo camino que día a día construimos.

 

Paso a paso

Es importante señalar que ningún plan trazado en estos momentos es suficiente, sin embargo la Fundación hace parte de “Colombia cuida Colombia” dentro de la iniciativa “La Educación que nos Une”, donde se suman esfuerzos públicos y privados dirigidos al mejoramiento de la gestión del sistema educativo; y a su vez este trabajo nos ha sumado a iniciativas tan importantes como “Una Alianza que nos Une” creada para disminuir el impacto del COVID-19 en las poblaciones más vulnerables aliviando sus necesidades de alimentación y salud.

Nuestras redes sociales han sido plataformas indispensables para mantener el contacto con docentes, padres y estudiantes; visibilizando su cotidianidad y su trabajo constante por adaptarse de la mejor manera a esta nueva realidad que vivimos; y a su vez, con aquellos donantes y voluntarios antiguos o nuevos que han creído y siguen creyendo en nuestra misión.

Hemos diseñado espacios de interacción y conversatorios con diferentes temas que los maestros ven necesarios y urgentes, entre ellos ¿Cómo disfrutar las matemáticas en casa durante el confinamiento?, ¿Cómo evaluar los aprendizajes de tus estudiantes en esta contingencia? y ¿Cómo convertir nuestro hogar en un lugar seguro para nuestros niños y niñas?; y asimismo, creamos información útil para todos, porque la educación no es solo conceptos y pedagogía, no son solo términos y teoría;  la educación es facilitar panoramas de crecimiento personal y social que a futuro nos ayuden a generar confianza para la consecución de más y más proyectos de vida, esos proyectos que cambian realidades y que, con total seguridad, ayudarán a construir un mundo mejor del que hoy tenemos, pues aunque atravesemos por un momento de incertidumbre lo único con lo que podemos contar es que, todos y cada uno de nosotros, renaceremos mejorados de esta experiencia para seguir caminando juntos y convertir el presente de la educación en un mejor futuro.

 

Compartir / Share